sábado, 19 de noviembre de 2011

Vagones


Sí, puede y que ella lo halla hecho volar en cada uno de sus encuentros, él se limitaba solo a mirarla, a sentirla sin decirle una sola palabra por horas, no habían silencios incómodos en medio de tanto púrpura, solo podía pensarla.

Le busco en cada vagón, volviéndose esta una de sus tradiciones, admitiendo que fue ella la historia de su autobiografía de un fracaso, durmiendo durante largas noches utilizando su nombre para besarle la boca.

Solía escuchar que mirar hacia atrás no era lo mejor, pero esto le recordaba de donde venía y le gustaba, ella era parte de aquello que tanto amaba, del revoloteo de mariposas burbujeantes en su estomago, algo que no volvió a sentir después de tantos años. Recordaba sus ojos eternos en esta páginas escritas, oscuros como su mar…

Ella volvió, ¿Pero para que después de que se había ido, él iba a volver?, su cuenta era solo de olvido, chequeo su corazón una vez más, no consiguió nada, había muerto su memoria, ya no había un latido.

Si realmente ella fuera a volver, él tenía una sola cosa para decirle: que lo llevase de nuevo allí.

2 comentarios:

  1. buf me encanta ahora mismo te voy a seguir : espero que te pases :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias señorita!!! Encantada de pasarme por tu mundo, saludos!!!

    ResponderEliminar